Uso correcto del embrague

 

 

  • El pedal de Embrague o más conocido como Clutch es una pieza que requiere un buen trato ya que su mal uso acelera su desgaste.
  • Debemos usarlo cuando sea necesario y evitar la costumbre de conducir con el pie encima de este.
  • Lo usamos para cambiar de marcha, pisándolo hasta el fondo para luego soltarlo de forma progresiva.
  • Mientras menos necesitemos acelerar, mejor. Y si no necesitamos ni tan siquiera tocar el acelerador (para maniobrar mientras estacionamos), el desgaste será mínimo. Total, no necesitamos hacerla a gran velocidad.
  • Con el freno pisado, accionas el embrague e insertas primera velocidad. A continuación, sueltas levemente el embrague hasta que notes un pequeño tirón en el coche. En ese momento, si continúas soltando las revoluciones caerán por debajo del ralentí y el coche se calará.
  • El miedo a que el vehículo se te vaya hacia atrás hace que a veces fuerces demasiado el embrague. Al contrario, debes ser suave.
  • Ya sólo nos queda acelerar un poco a la vez que soltamos un poco más el embrague y ya estaremos en movimiento.
  • Podemos usar el freno de mano o estacionamiento. Meteremos primera y jugaremos con el freno y el embrague hasta que el coche empiece a agacharse de detrás. En ese instante quitaremos el freno de mano y avanzaremos. Como vemos, la maniobra es igual que la anterior pero usando el freno de estacionamiento en vez del tradicional de pedal.
Agenciauto utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.